La mitad del mundo

Posted on by Juan Carlos Castresana
Imagen portada

Hoy voy a empezar a moverme. Se acabó el pasear por Quito y recuperarse del Jet-Lag. Voy a poner rumbo a Otavalo, pero antes pararé en el Ecuador. Sí, esa línea imaginaria que divide nuestro planeta en dos partes; el hemisferio Norte y el hemisferio Sur.

Llegamos a la mitad del mundo sobre la hora de comer. Es curioso que tengan dos monumentos diferentes en lo que sería la línea del Ecuador. Por lo visto vinieron no hace mucho unos americanos y calcularon la línea exacta y no coincidía con el primer gran monumento. Así que ahora tienen dos Ecuadores.

Aprovechando que la mayoría de turistas que vienen al país lo hacen por el hecho de decir que han estado en esta particular zona del mundo; han instalado un museo sobre la historia indígena del país que resulta muy interesante. Hablan de España, y en ningún caso hablan mal.

Sorprende el amor que profesan por su país y el nuestro. La unión que existe es indisoluble. España está en Ecuador. Es bonito ver lo felices que son de que fuéramos nosotros los que los “conquistamos” ya que nos integramos con los indígenas en lugar de recluirlos como hacían otros países invasores. Caras sonrientes y corteses. -¿Eres español?-, ¡Bienvenido a Ecuador, seguro que disfrutas mucho!

Por fortuna abandono ya Quito. Abandono la parte más turística y me adentro en el Norte. Toca ir a Otavalo, a pasear por los mayores mercados indígenas de la zona y conocer sus gentes. Alrededor de la capital el trato es más distante aunque no deja de ser exquisito. Pero por las províncias, siempre la gente se muestra más cercana al visitante, y aquí no tengo ningún problema con el idioma. Pronto os podré hablar sobre ellos.

___
Puede leerse también en El Mundo – www.elmundo.es

This entry was posted in Destinos Turísticos & Turismo and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *