En tal día como hoy…

Posted on by Juan Carlos Castresana
Imagen portada

Hace dos días, mientras estaba tomándome un café en en la Plaza Dorrego en San Telmo, Buenos Aires, me abordó un señor mayor; Lorenzo Oscar Macho, poeta, compositor, la dulzura por emblema y me dedicó unos versos. Ahora yo dedico unos versos de él el día de hoy.

¡Viva el Amor!

Sobre la frondosa arboleda
la luna llena asomó:
redonda, clara, serena,
nuestro idilio iluminó.
Idilio que motivó
el romántico embeleso,
del embrujo encantador…
¡Sutilezas!… ¡Miel y besos!

Inefable plenilunio
elixir embriagador,
cuán es la dulce ilusión,
de deleite arrobador;
hizo realidad los sueños,
anhelos, ansias, fervor,
quiméricas fantasías…
¡Encendieron tanto amor!

Ergo, ventura sensual,
exquisitez de pasión,
el uno para los dos
en un solo corazón.
¡Ay! De pronto la noche
cuasi a oscuras tornó,
cuando la Luna celosa…
¡Envidiosa!… ¡Se ocultó!

¿Amor prohibido? Tal vez
fuese pecado el amor,
culpable acaso “Cupido”
eterno enamorador,
sin pensar en el pecado,
del arco, él disparó,
al fulgor de las estrellas…
¡Nos amamos allí, tú y yo!

Bajo aquella arboleda…
¡Albricias!… ¡Felicidad!
Pecamos de enamoramiento
en ese Edén nocturnal,
dos nos juramos querernos,
sin separarnos jamás,
siempre muy enamorados…
¡Aquí y en el más allá!

Luna, estrellas en el cielo,
plenilunio de esplendor,
“Cupido” flechazo de oro
como dardo seductor;
amar, unión compartida,
enlace íntimo, creador,
sublime, nos da la vida…
¡Aleluya!… ¡Viva el amor!

La Poesía de Sueño Azul – Lorenzo Oscar Macho
Ediciones Independientes Rubén Sada.

This entry was posted in Diario Nómada and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to En tal día como hoy…

  1. sergio román Palla dice:

    El viernes 3 de mayo a bordo de un colectivo porteño, cedo el asiento a un caballero sin edad, y de todas las edades, que amable, me obsequia algunos poemas de su autoría. Dice llamarse Lorenzo Oscar Macho, de oficio poeta, me pregunta de que cuadro soy, si me gusta leer sobre Bs As. Si! claro que si! Le comento que también me gusta escribir, que me identifico más con cuentos breves que con poemas, aunque tengo impresos algunos de cuando estuve enamorado, alguna vez… Llego a casa, y me encuentro con mi niñez, tal vez no en Parque Rivadavia, pero con la calesita, la sortija tan preciada.., el cesped de tono verdoso, la arboleda encopada…
    Tambien llega desde mi escencia la Noche de Reyes, noche expectante, la inefable inocencia, y el increíble despertar! Gracias Lorenzo, gracias por la poesía, la fragancia que hace inteligible los dulces misterios de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *