Tromsø, viviendo en el Círculo Polar Ártico

Posted on by Juan Carlos Castresana

Hemos amanecido en Tromsø /trumsa/, la ciudad más grande del Norte de Noruega. Situada en el Círculo Polar Ártico y estando a la misma latitud que Alaska o Groenlandia, curiosamente aquí tienen una temperatura que oscila entre -5º y 10º durante todo el año y todo gracias a la Corriente del Golfo de México.

Pese a que Tromsø ya es la ciudad más grande de la zona, es una ciudad considerada “nueva” pues tiene alrededor de doscientos años de antigüedad sólamente. También es una de las mejores ciudades para disfrutar de las auroras boreales en invierno debido a su estratégica situación y en verano disfruta del Sol de Medianoche durante varios meses al año, así como en invierno de las famosas noches polares, sin luz solar.

Nuestro circuito matinal ha discurrido por una serie de museos, empezando por el famoso mirador Fjell Heisen, donde un funicular nos ha subido a la montaña para poder contamplar la vista de la ciudad, ubicada en una isla rodeada de los fiordos, pero no hemos visto gran cosa debido a la fuerte nevada que ha empezado.

Posteriormente nos hemos acercado al Museo Polar, ubicado junto al mar, cuenta un poco la vida en la zona ártica, el peligro del Oso Polar y cómo hacían anteriormente para resguardarse del frío y vivir en estas ubicaciones tan remotas. Antiguamente, y de hecho también actualmente, la comunicación entre las distintas ciudades ubicadas en los fiordos era únicamente mediante un barco llamado “Hurtigruten” que iba navegando ininterrumpidamente de Norte a Sur y de Sur a Norte conectando las islas.

Curiosamente, en Tromsø también elaboran cerveza. En esta ciudad está la Fábrica de Cerveza más al Norte del Mundo, y elaboran una cerveza llamada Mack mediante el método Pilsner, pero también otros tipos de cervezas negras y mezclas de las mismas. Algo divertido es que en el “pub” de la fábrica tienen cervezas que solamente puedes probar ahí ya que no la comercializan oficialmente, así que es una buena oportunidad de averiguar cómo sabe unas buenas cervezas nórdicas.

Tras una mañanita muy interesante nos fuimos a comer un tentempié a un restaurante fantástico ubicado en pleno centro de Tromsø. Aquí la comida fuerte es la cena, alrededor de las 6/7pm y sobre la 1pm se suele hacer una comida ligera, generalmente ensalada de algún tipo.

Por la tarde teníamos tiempo libre y en cuanto paró un poco de nevar unos cuantos nos fuimos a dar una vuelta por la ciudad mientras otros hacían otras cosas. Tromsø es una ciudad sencilla y bastante bien ordenada, su universidad, catalogada como la “Universidad más al Norte del Mundo” atrae cada año lectivo alrededor de 10.000 estudiantes que dan un aire juvenil a la ciudad, algo que contrasta mucho al tener estas características solares.

Tras la cena pusimos rumbo al aeropuerto, por la noche -con un sol espectacular en lo alto- cogíamos un avión a Hammerfest, la ciudad más antigua del Norte de Noruega.

This entry was posted in Viajes and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Tromsø, viviendo en el Círculo Polar Ártico

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *