Keith, un verdadero aventurero

Posted on by Juan Carlos Castresana
Imagen portada

Keith Gardiner es una persona a la que yo catalogaría como un aventurero con A mayúscula. Habiendo visitado más de medio mundo, este hombre se apariencia informal y pelo rojizo esconde unas experiencias vividas que me hacen sentir pequeño por mucho que yo haya viajado bastante.

Con 64 años, a este británico la edad no le frena a la hora de emprender un viaje. De espíritu joven y con unos ojos que observan memorizando cada rincón como si no fuera a volver a ver lo que está viendo. Viajero de los de antaño, tiene una cámara de carrete colgando de su cuello, y un walkman de esos antiguos de cassette colgado de su cinturón.

En el año 1969 partió en su primer viaje rumbo a Australia para quedarse a vivir una serie de años en la gran isla y cuando decidió regresar, no pensó en coger un avión, sino en regresar a su isla natal cogiendo transporte público de tierra o mar. “Nunca he vuelto a Bali desde entonces, pero cuando yo fui había un único hotel”. Siento envídia en mis adentros, en aquellos tiempos, los viajes de aventura eran realmente de aventura.

“Cuando visitas países del Tercer Mundo por primera vez ves cosas inimaginables que te abre la mente.” En aquella época, todos esos países no estaban tan desarrollados como actualmente. “Afganistán, ha sido el país que más me ha marcado, ha sido donde he disfrutado más conociendo a gente amable y sonriente” contrasta sin duda con la visión que tenemos hoy en día del país. “Una sonrisa te abre cualquier puerta, la gente sencilla es feliz con lo poco que tiene, sólo acéptales tal y como son y te aceptarán a ti tal y como eres”.

La ruta desde Australia hasta Reino Unido se hizo famosa entre los años sesenta y setenta gracias a los Beatles que pasaron algún tiempo en Nepal y la India. “De tanto en tanto, una vez a la semana o cada diez días veías a otro extranjero como tú, ¡era todo un acontecimiento!”

Varios años más tarde, en 1974 inició otra aventura viajando desde El Cairo hasta Ciudad del Cabo de nuevo en solitario y con transporte público. “África era algo más peligrosa por las guerras, pero sin duda tiene una magia especial” le dice mientras le brillan los ojos. “En Etiopía dormí con los militares de un bando de la guerra y la noche siguiente dormía con el siguiente, yo era un neutral, no te hacen nada y te respetan, saben que su guerra no va contigo.” No puedo sino sentir admiración por la valentía de Keith.

“En Zimbawe era más seguro ir durmiendo en los calabozos de la policía, así que me encerraban cada noche y me soltaban por la mañana en cada poblado al que iba, era fantástico, ¡cena y desayuno gratis!” me dice mientras se ríe. Ya en los noventa visitó Uganda, durante el viaje pagó íntegramente con calendarios de bolsillo del Papa Juan Pablo II que visitó el país durante esos años. “La gente estaba tan emocionada con esa visita que aceptaban los calendarios como si fueran papel moneda, ha sido una de las experiencias más divertidas de toda mi vida”.

Conozco a Keith en Buenos Aires, donde ha estado haciendo un periplo por casi toda Sudamérica. “Ya llevo más de cien países recorridos, intento no repetir, pero algunos de África tienen tanta magia que quiero volver a visitarlos” Aunque no habla español, se hace entender gesticulando y sonriendo. “Hay muy buena gente en el mundo, gente bondadosa y feliz, lo que pasa es que los titulares siempre muestran el lado malo, pero la gente suele ser honrada y feliz con lo poco que tiene”.

This entry was posted in Viajeros and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Keith, un verdadero aventurero

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. EXELENTE… SERA MI EJEMPLO A SEGUIR….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *