El Camino del Inca y Machu Picchu

Posted on by Juan Carlos Castresana
Imagen portada

Para llegar a la ciudad perdida de Machu Picchu hay que tomar el centenario Camino del Inca que nos llevará a través de parajes espectaculares de los Andes durante tres días para el cuarto ver amanecer sobre la famosa ciudadela. Aunque se puede ir en tren desde Cuzco hasta Aguascalientes (pueblo turístico bajo Machu Picchu) no podemos compararlo con la aventura de recorrer el camino que durante cientos de años los incas recorrían para llegar a la ciudad sagrada.

Empezamos el primer día en Piscacucho (km82) donde el río Urubamba nos muestra la frontera y el inicio del viaje. El camino serpentea recorriendo diferentes ruinas y rodeando montañas nevadas como el Verónica de casi seis mil metros.

El segundo día nos depara una ascensión que pondrá a prueba nuestra resistencia. El camino no deja de subir hasta el paso Warmiwañusca o “Paso de la Mujer Muerta” de 4215 metros en el que la ausencia de oxígeno ya se hace palpable. Desde aquí bajaremos las escaleras incas durante más de dos horas hasta Paqaymaya a tres mil quinientos metros donde acamparemos. Las vistas del valle y las montañas, muchas veces nubladas dejarán boquiabiertos a todos.

El trayecto más largo se camina el tercer día con dos pasos altos uno de más de 3900 metros y otro de 3700 metros. Descubriremos ruinas fantásticamente conservadas como son Sayaqmaka, una ciudad colgada sobre una colina que nos prepara para Machu Picchu y Phuyupatamarka, un complejo en la ladera de una colina lleno de baños ceremoniales. Varias horas después, tras bajar los cientos de escalones llamados “matagringos” y que nuestras rodillas ya agotadas nos pidan un descanso, llegaremos a Wiñay Wayna, donde acamparemos descansando de nuestra larga caminata de unas ocho horas.

El cuarto día todo el mundo se despierta de madrugada para poder ser el primero en pasar el punto de control. Machu Picchu está ya a escasas dos horas y todos soñamos con ver el amanecer y los primeros rayos de sol sobre la ciudad perdida. El camino, con acantilados a la derecha no es apto para gente con vértigo. Llegaremos a Intipunku donde veremos a lo lejos Machu Picchu.

Bajamos un sendero que nos dejar en la ciudadela con unas vistas majestuosas. Los primeros en solicitarlo pueden subir el Wayna Picchu, la gran cumbre tras las ruinas que muestran las mejores vistas que existen de los restos arqueológicos.
Al hacer el Camino del Inca llegaremos varias horas antes que los turistas habituales y podremos pasear por la ciudad sin apenas otros visitantes teniendo una experiencia única y disfrutando de la grandeza del lugar sin aglomeraciones.

Para realizar el Camino del Inca hay que contratar una agencia especializada ya que no están permitidos los viajes independientes. Es impresindible contratar con antelación o no se aseguran plazas. Sólo quinientas personas al día están autorizadas a empezar el Camino. En febrero Machu Picchu y el Camino del Inca están cerrado por las fuertes lluvias que acechan la zona.

Juan Carlos Castresana para Panama Jack.

This entry was posted in Destinos Turísticos & Turismo and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to El Camino del Inca y Machu Picchu

  1. Pingback: Diario Nómada

  2. Pingback: Diario Nómada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *