CS: Couch-Surfing

Posted on by Juan Carlos Castresana
Imagen portada
Alexey con su novia, Ciaran y yo. Omck, Rusia.

Alexey con su novia, Ciaran y yo. Omck, Rusia.

Antes de seguir contando aventuras creo que es buen momento para hacer un paréntesis y explicar como toca qué es eso del ‘Couch-Surfing’.

El Couch-Surfing (CS) es un intercambio cultural entre personas de distintos lugares del mundo, por eso los viajeros que únicamente buscan alojamiento gratuito como si fuera un hotel, acaban con comentarios negativos y nadie les aloja.

Voy a intentar explicar brevemente lo que significa ser para mí ser un couchsurfer. El sistema de CS se basa en los comentarios de los usuarios que te conocen. Todo a través de una página web que funciona como una red social. Cada usuario tiene una ficha (perfil) que debe rellenar al máximo para dar así la mayor información posible sobre uno mismo, de forma que el resto de usuarios vean las compatibilidades con el posible inquilino de su sofá.

A través de un buscador localizas a las personas que en un lugar concreto ofrecen su casa. Si estás interesado en surfear el sofá de alguien le envías una petición y este, a su vez, te responde.

En el Couch-Surfing quien te hospeda lo hace porque quiere conocerte a ti y lo que representas (tu cultura, intereses, idioma, etc.), quiere un intercambio cultural contigo. No te está alojando para que uses su sofá y ya está. Para eso ya están los hoteles. Cuando yo he surfeado los sofás de Alexey (Moscú y Omsk) y ahora de Natalie (Irkutsk) he pasado mucho tiempo con ellos, no todo, porque tampoco es un servicio de guía turístico, pero sí como mínimo un tercio de mi estancia.

De ellos he podido aprender mucho de cómo funciona la ciudad, el país y el área en el que viven. En todas las casas en las que me he alojado me he sentido invitado, nunca como alguien que viene únicamente a dormir.

En el piso de Alexey montamos el pa amb oli y en Omsk me enseñó a jugar al ‘Texas Holdem’ y me paseó por la ciudad. Todo esto son detalles pero hay mucho más, muchas conversaciones interesantes queconvierten a anfitriones y hospedados en amigos y así se consigue que, muy probablemente, luego los roles se cambien y llegues a alojar en tu casa a los que un día fueron tus anfitriones.

Algunos errores comunes para los ‘couchers’ novatos es creer que la persona que les aloja tiene ‘obligación’ de pasar tiempo con ellos, o que les darán de comer… pues no amigos, estamos en CS, te están dejando un sofá para conocerte, si quieres comida cómprala y hazla tú mismo.

Resulta muy útil antes de viajar rellenar correctamente la ficha, es tu ‘portada’ de cara a los demás. Y, si puedes, lleva algo de tu comida típica para el que te hospeda, no es obligatorio, pero sí un detalle.

Es bonito ver que de bastantes experiencias Couch-Surfing surgen grandes amistades y viajes conjuntos que no habrían sido posibles de no tener la mente abierta y grandes ganas de aprender cuando se viaja.
_____
Puede leerse también en El Mundo – www.elmundo.es

This entry was posted in Consejos de Viajes and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to CS: Couch-Surfing

  1. Pingback: Tweets that mention CS: Couch-Surfing | Diario Nómada -- Topsy.com

  2. Julia Bernabeu dice:

    Hola!
    Me gustaría saber si el couchsurfing esta disponible también en Sud-américa y África, o solo es en Europa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *